La orgonita es una pieza formada por resina, metales y cuarzos critalinos que invierte las energías negativas por positivas y revierte la contaminación atmosférica, la contaminación del suelo y del agua