En las Redes sociales, se viene hablando de la Era de Acuario , señalando que se acerca una Nueva Era. Pero, ¿de qué se trata? ¿Cómo actuaría la energía acuariana en nosotros en los próximos años? ¿Es este 2020 un adelanto de lo que se aproxima?

Ya estos meses venimos viviendo la transición de la era de Piscis a la nueva era. Astrológicamente, estamos pasando de un periodo de pura emociones (agua) a un periodo más mental (Aire), tal como son los acuarianos. Esto nos habla de una apertura de mente; nos pide estar abiertos a los cambios que pueden ser abruptos.

Será un despertar de la conciencia lógica y espiritual desde un lugar iluminado y abstracto. 

Este camino a la Era de Acuario se refleja como un periodo caótico. Aquí subyace la búsqueda de respuestas desde la inteligencia emocional, la razón científica. Cada uno de nosotros comenzará un viaje interior para permanecer en lo colectivo. 

 

QUÉ NOS OFRECE LA ENERGÍA DE LA ERA DE ACUARIO

La energía acuariana que entrará en juego nos llevará a la liberación de cadenas emocionales, con el fin de darnos espacio en lo mental. Nos hará comprender que todos estamos unidos, que hay más igualdad porque todos somos seres humanos.

Todo esto se dará de forma gradual, ya que el periodo de eras se renueva cada 2160 años. Nosotros recién entramos de forma definitiva en la Era de Acuario el próximo 21 de diciembre,cuando Júpiter y Saturno ingresen al signo del cántaro. Así se iniciará un ciclo social llamado “Katún” que revolucionará los ideales y cualquier estructura consolidada. 

Con la llegada de la Nueva Era se dan nuevas formas del despertar espiritual. El propósito es ir más allá del nivel de conciencia en el que estamos. Escuchar la voz interna que nos dice que estamos para algo más, ver de cara nuestros dones y brindarlos a la sociedad. Dar y ayudar a otros es un muy buen propósito para sanarnos a nosotros mismos.

Todo lo que se relaciona a conectividad, grupos de igualdad, cooperación, creatividad, genialidad y la astrología tomarán un auge totalmente profundo.

Saber que somos parte de algo más grande y que ello se conforma en una red para despertar conscientemente al mundo que viene. Nos espera una gran mutación energética  con la Era de Acuario, y deberemos aprender a adaptarnos.

Será un tiempo de prosperidad, abundancia, pa y vida próspera en la que se nos permitirá salir de los conflictos energéticos, programas negativos y dificultades rutinarias para tomar el camino que nos lleva a reencontrarnos con el amor, con noticias positivas, con milagros inesperados y con bendiciones colmadas de felicidad.

Un cambio donde perderemos nuestra identidad personal por una identidad colectiva.

Dependemos de nuestras resistencias para fluir o no en este cambio.

Júpiter y Saturno son los señores del tiempo, marcan la evolución de la humanidad en todos los aspectos: personal, social, político y económico.

 

Júpiter es el potencial
Saturno, la manifestación.
Teoría y práctica juntos.
Hacernos cargo de nuestro destino.
Responsabilidad.
Cambio de paradigma.
Choque de identidad.

 

Estamos listos?