⦁ 1 Hoja grande de laurel seca grande o un puñado de estas pequeñas
⦁ 1 recipiente para que se queme (como un cenicero)
⦁ 1 fósforo o encendedor

Uso

En tu sala o habitación, o donde quieras relajarte, tomas la hoja de laurel y la colocas en el recipiente que usarás para quemar.

Enciendes la hoja con ayuda del encendedor o fósforo y la dejas quemar dentro de la habitación.

Sales de ella, y esperas unos 7 minutos que desprenda el humo natural.

Luego entras a la habitación y encontrarás que su aroma va a relajarte del estrés y la fatiga rápidamente gracias a sus propiedades de vitamina A, que protege mucosas y piel, además el olor que desprende tiene un efecto curativo sobre el sistema digestivo y nervioso.

Así que ya sabes, usa esta receta de quemar una hoja de laurel para el estrés y la fatiga, y comparte este post para que tus amigos también sepan cómo hacerlo