25,00 €

No disponible En este momento no disponemos de unidades de este producto. Consúltenos para más detalles.

Tamaño de la pieza 90 mm x 90 mm

La función de la orgonita es transformar la energía que cogen las energías negativas de su alrededor y la transforman en energías positivas, consiguiendo limpieza energética y armonía en los lugares donde se colocan.

Son piezas formadas por la combinación de cuarzos, metales y resina.
Pueden mantenerse en un lugar en concreto o llevarlas encima, que es la mejor alternativa ya que estaremos protegidos en todo momento sin necesidad de recargarlas, además trabajan de manera automática las 24 horas del día.

La pieza de cuarzo es la encargada de la transformación de la energía.

El metal es el que se encarga de atraer la energía negativa. En el caso de las pirámides o piezas grandes capaces de contener una espiral, podremos retener esta energía más tiempo.

La resina es la encargada de unirlo todo, además de presionar el cuarzo y conseguir que todo esto que describimos ocurra.

CUARZO TRANSPARENTE:

El cuarzo transparente, también conocido como cristal de roca, es una variedad sin coloración y de gran transparencia.
Es el sanador, limpiador y amplificador más poderoso. Ayuda a auto curarnos y auto regenerarnos en todos los aspectos se puede utilizar como herramientas para equilibrar la energía del cuerpo.

Ayuda a centrar, enfocar y amplificar la energía física, mental y emocional.
Se pueden colocar cristales de cuarzo en cualquier parte del cuerpo donde se necesite reponer energía.

Estimula el sistema inmunitario y equilibra el organismo.

Facilita la recuperación en post operatorio y en convalecencia tras una enfermedad.

Aporta equilibrio psíquico y emocional. Nos ayuda a pensar positivamente, ayuda a personas con depresión o bloqueos emocionales.

Aporta fuerza y neutraliza energías negativas. Limpiando nuestro hogar de radiaciones nocivas.

Elimina la negatividad. Excelente recargador y limpiador de energía.

Armoniza el lugar proporcionando un ambiente reparador y energético.

Equilibra y armoniza el aura del cuerpo. Armoniza todos los chakras, desbloqueando nuestros centros de energía