25,00 € 15,00 €

Talla 13 y 15 (Al hacer pedido dejar en comentario la talla escogida)

El Árbol de la Vida es un símbolo muy importante en casi todas las culturas, ya que sus ramas buscan el cielo y sus profundas raíces la tierra, lo cual unifica tres mundos: cielo – tierra – inframundo, la trilogía divina.

 

Qué poder tiene el talismán del árbol de la vida?
Se cree que un talismán o amuleto del árbol de la vida tiene la capacidad de curación y rejuvenecimiento, es por eso que este tipo de talismanes son frecuentemente usados por los rabinos para fines médicos. La mayoría de la gente, sin embargo, lleva los talismanes por sus cualidades protectoras y favorables.
En un mundo con tantas energías negativas a nuestro alrededor, es necesario tener un amuleto poderoso que nos proteja en el plano espiritual. El árbol de la vida puede encontrarse en diversa joyería y es excelente para tenerlo cerca de nosotros. En algunos ambientes como el trabajo o la escuela, es recomendable usar un árbol de la vida, ya que su poder de atraer el conocimiento y la virtud, nos ayudará a organizar nuestros pensamientos y nuestra mente, mientras aleja de nosotros cualquier influencia negativa.


¿Cómo puede un talismán con un símbolo del árbol de la vida ser una potente protección para cualquier persona que lo lleva?

El símbolo del árbol de la vida actúa como un imán y trata de atraer las energías positivas hacia el talismán y hacia su portador. El árbol también intenta atraer pensamientos buenos y favorables, deseos, actitudes y acciones de las personas que rodean a su portador. Esto puede crear un aura positiva de prosperidad y bienestar alrededor de la persona. El aura además podría funcionar potencialmente como un escudo contra la negatividad, mal de ojo y las fuerzas del mal.

Debido a la presencia de estas energías positivas muchos rabinos crean talismanes Cábala y graban este símbolo en sus obras. El árbol de la vida representa a todos los diferentes tonos y colores de nuestra existencia, retrata nuestro paso por este mundo y habla de nuestra experiencia terrenal y espiritual. Muestra cómo las personas pueden evolucionar y al igual que las diferentes ramas del árbol la vida puede tomar distintos caminos. Nos ayuda a entender que todos estamos relacionados y arraigados entre sí.