Perita Labradorita

4,00 €

:
Es una piedra que contiene una enorme energía altamente mística y protectora. Eleva la conciencia y nos ayuda a conectar con energías universales.
 
Es la piedra más indicada para ver nuestras vidas pasadas, facilitandonos la iniciación en los misterios. Además aumenta el poder mágico de aquél que trabaja asiduamente con ella. 
 
Alinea el cuerpo físico y espiritual, ayudandonos a saber como andar nuestro camino, indicandonos cuando es el "momento justo" para actuar, mandandonos señales psiquicas.
 
Aviva los recuerdos del pasado, de esta u otras vidas, que nos impiden evolucionar, ayudandonos a superar los "traumas" generados por ello. Sus energías nos acompañan en los momentos de cambio en nuestra vida, cuando necesitamos fuerza y energía extra.
 
Acrecienta el impulso creativo y la inspiración, sobre todo es recomendada para cuando tenemos una falta de creratividad, dotándonos de una mayor capacidad de actuación en estos campos. Energetiza la imaginación haciendo que surjan nuevas ideas.

Curación.
 
Trata los desórdenes oculares y del cerebro, alivia el estres y regula el metabolismo. Se usa para tratar resfriados, gota y reuma. Equilibra las hormonas y alivia la tensión menstrual, reduciendo la presión arterial. La labradorita puede usarse como testigo durante el tratamiento radiónico, con el fin de detectar la causa de la enfermedad.
 
Posición.
 
•Chakra del corazón: Atrae amistades, amor y armonía, ayudandonos en los problemas de pareja, manteniendolas unidas.
•Tercer ojo: Promueve a entender la propia realidad entre las personas y es positiva para ejercitar la apertura del tercer ojo. Es facilitadora de las intuiciones y la inspiración, por lo que quien la use sentirá el venir de nuevas percepciones, especialmente para los que trabajan en esas áreas. Equilibra el aura y es un escudo protector cuando sse trabaja en otros planos.
•Corona: Nos ayuda a conectarnos con nuestro yo superior.
•En la mano: Nos ayuda en la meditación y a conocernos a nosotros mismos mediante la meditación.
 
La labradorita es portadora de luz al alma y a la vida diaria. Es consejera de los seres puros y llenos de vibraciones elevadas, y protectora eficaz de estas personas, ya que a menudo sufren abusos de otros individuos que se alimentan de su bondad. En estos casos hace pasar desapercibido a la persona de su agresor (es agresor, aunque muchas veces no tenga intención de ello, ya que en estos casos se produce un robo de energía sin consentimiento)
 
La labradorita eleva la conciencia y permite meditar en estados muy profundos y fructíferos. Conecta con la energía del universo. La meditación con ella puede llevarte a comprender el propósito de tu alma en esta encarnación.
 
Aporta serenidad. Disipa las inseguridades y los miedos, depurando energías residuales de decepciones y complejos. Retira la energía depositada por los demás en nuestra aura. Fortalece el yo y la propia personalidad.
 
Equilibra la sabiduría intelectual y la sabiduría intuitiva.
 
La labradorita es una piedra de transmutación hacía un estado superior de consciencia. Prepara tu cuerpo y el alma para avanzar en el camino de la evolución.