5,00 €

Material : Alienación de zinc.
 
La Mano de Fátima (Khamsa) es un potentísimo talismán en forma de mano, viene del mundo árabe, y es utilizado para protegerse de la desgracia en general y del mal de ojo en particular.
Hace que se detenga en la palma de la mano las malas energías, protege de las enfermedades y atrae la buena suerte.

Este amuleto protege contra las enfermedades, da protección a la casa, nos da salud y amor, aleja problemas y discusiones y atrae la buena suerte. Se puede ver tanto en la Puerta de la Justicia de la Alhambra (sobre el arco) o simplemente pintada en las fachadas de muchas casas del norte de África....
 

Uno de los amuletos más populares que existen en todo el mundo es el ojo turco, un símbolo muy particular que, casi siempre, es de color azul con diferentes tonalidades y que desde siempre ha sido usado como un protector del mal de ojo. Originario de Turquía, este amuleto tiene un profundo significado que está muy arraigado a esta zona del Mediterráneo haciendo que, muchas personas, lo tengan en casa, lo lleven como abalorio o se lo tatúen en la piel para protegerse de las malas energías. 

El Ojo Turco se trata de un amuleto protector que se presenta en forma de una gota plana cuyo interior contiene la forma de un ojo. Este abalorio se suele usar para protegerse de las malas energías así como del mal de ojo.

Suele ser un amuleto fabricado a mano y para el que se usan cristales de diferentes colores aunque, el mayoritario, es el color azul. Está formado por diferentes círculos que contienen tonalidades azules que van del oscuro al claro hasta llegar al blanco que encontramos en el centro del abalorio. Este colorido puede variar según la intención con la que lo lleves.

Este amuleto se usa porque se considera un elemento protector de las influencias del mal. Supersticiosamente se le atribuyen propiedades mágicas que pueden protegernos de las energías maliciosas así como de las personas envidiosas.

Se cree que los malos sentimientos que generamos los seres humanos pueden salir hacia afuera mediante los ojos, ya que esta es la parte más expresiva del cuerpo. Para evitar que esa energía natural influya en las personas de alrededor, se usa este amuleto que sirve como barrera protectora de estos sentimientos negativos.

Estas malas vibraciones salen de los ojos de las personas que sienten celos o envidia y que, por tanto, debido a estos sentimientos son capaces de enviarles energías negativas a las demás personas.