6,00 € 3,50 €

:

Historia.

Es una piedra intimamente conectada con la luna, por ello se usa durante las diferentes fases lunares así, la tradición, nos indica que protege más durante la fase de luna creciente y menos durante la de luna menguante.

Usos mágicos.

Ayuda en el proceso de crecimiento interior, es una piedra de los nuevos comienzos. Se la conoce como piedra espiritual. Nos recuerda que, al igual que la luna crece y mengua, todo forma parte de un ciclo de cambios.

Es una piedra que atrae el amor. Se utiliza tanto para atraer el amor a tu vida como para resolver problemas.

Actívala energía del segundo, sexto y séptimo chakra.

Fomenta el sueño lúcido. Colocada bajo la almohada nos proporciona un sueño tranquilo.

Su energía es equilibradora, ayudando a restablecer la armonía de cualquier situación y emoción.

Es utilizada durante las fases de la luna yo tradición especificaque nos protege mas durante la luna creciente.

Se considera que ayuda a regular los ciclos menstruales y la ovulación, por eso se dice que favorece la fertilidad.

Favorece el funcionamiento del sistema digestivo (en general) y alivia los desordenes de la parte alta del tracto digestivo, relacionado con el estrés emocional. Favorece la asimilación de nutrientes, elimina toxinas y retención de líquidos. Alivia las impurezas y enfermedades degenerativas de la piel, el pelo y los ojos. También favorece al hígado y a el páncreas. 

Para personas que son excesivamente activas y que no encuentran el modo de descansar, aliviando la inestabilidad emocional y el estres. Puede usarse para tranquilizar a los niños hiperactivos. Es un cristal recomendado para conseguir dormir bien, y aunque no ayuda con los diálogos torturantes de antes de dormir, nos permite tomar una actitud mucho más serena y relajada. El elixir de la piedra luna se usaba para el insomnio y para impedir el sonambulismo.