3,00 €

La pulsera está ligada a una secuencia de siete nudos, de los cuales cada uno simboliza una dimensión espiritual que termina infundiendo en nuestra realidad.

Hoy en día, nadie duda que los colores transmiten energías y que estas emiten unas frecuencias específicas. El color rojo, se relaciona con la advertencia del peligro. Al enlazarnos esta pulsera roja en nuestra muñeca nos protegeremos de las malas energías que podemos recibir causa de miradas mal intencionadas y envidiosas.

Si eres de las personas que son muy sensibles o espirituales sabrás que utilizar este tipo de amuletos refuerza el potencial de erradicar la negatividad. También actúa como recordatorio para no juzgar o enviar energía negativa a los demás.

Debes llevarla alrededor de la muñeca izquierda. El brazo y la mano izquierda representan la recepción, mientras que el brazo y la mano derecha encarnan el poder de dar. En consecuencia, las fuerzas negativas penetran en el cuerpo por el lado izquierdo. Al llevar el hilo rojo en la muñeca izquierda, interceptamos estas energías negativas justo en el lugar por donde ingresan.

Al momento de ponerte la pulsera debes tener pensamientos positivos, no debes maldecir a la gente, esto se hace con el fin de recibir lo mismo.

En caso de que el hilo se rompa simplemente es un indicador de que ya absorbió demasiada negatividad y es hora de cambiarlo. Simplemente déjalo en el lugar donde haya caído, pero deséchalo en caso de que haya quedado en tu casa o en alguno de los lugares en los que pasas mucho tiempo.