1,20 €

Las propiedades de la Salvia Blanca

Los aceites esenciales de esta planta tienen muchas propiedades beneficiosas para la mente y el cuerpo 

El incienso de salvia blanca ha sido usado para diversas funciones entre ellas:

- Purificar las energías negativas

- Conexión espiritual. La salvia tiene el poder de profundizar nuestra conexión espiritual. Esto de hecho puede comprobarse científicamente pues la salvia contiene tuyona, sustancia ligeramente psicoactiva que incrementa nuestra intuición.

- Mejorar tu estado de ánimo. Tradicionalmente se ha utilizado el humo de la salvia para mejorar los estados de ánimo, reducir el estrés y prevenir la depresión.

-Curación física y protección. Es una planta con cualidades antimicrobianas y antibacterianas. 

- Purificador del ambiente Al quemarla, la salvia libera iones negativos y ayuda a neutralizar los iones positivos, es decir, alérgenos como la caspa de las mascotas, la contaminación, el polvo y el moho.

Esta característica permite mejorar la calidad del aire, y como consecuencia, atenuar algunas afecciones como el asma o algunas alergias. Acuérdate de ventilar bien la estancia antes de entrar para evitar inhalar el humo. 

Herramienta espiritual y curativa Curanderos y laicos en culturas tradicionales la han utilizado para sanar, resolver dilemas espirituales, limpiar el aura y liberar energía negativa.

Cientos tipos de salvia blanca incluyen tuyona, un componente psicoactivo que se encuentra en muchas plantas y ayuda a mejorar el estado de ánimo. 

 

Un estudio de 2014 sostiene que la estafiate, un tipo de salvia blanca, había sido un remedio tradicional para tratar la depresión, la ansiedad o los trastornos del estado de ánimo en muchas culturas.

Disminuye los niveles de estrés

Es rica en compuestos que activan ciertos puntos del cerebro responsables de elevar el estado de ánimo, reducir el estrés o aliviar el dolor.

Ayuda a conciliar el sueño

Gracias a todo lo anterior, puede ayudar a mejorar la calidad del sueño y reducir el insomnio, ya que las preocupaciones suelen afectarnos a la hora de dormir.