0,60 €

Las velas marrones sin duda nos recuerdan a la tierra, a los árboles, a la naturaleza y precisamente por ese recuerdo que otorga en superficies llanas, son velas por y para la estabilidad. 

Se usan en rituales en los que queremos mantener firmemente algo que tenemos, en este caso no queremos desechar nada, no queremos atraer nada sino que queremos mantener.

Así pues, si algo sale bien por ejemplo, si una relación es fuerte, si un trabajo nos hace felices o en definitiva si tenemos una situación en la que nos sentimos felices podemos ejercer un ritual con velas marrones para desear que no finalice nunca. También al recordar a la tierra y a la madre naturaleza de alguna manera, se usa en rituales de fertilidad, tiene su sentido también en el deseo de que la semilla permanezca y florezca en nuestro interior.

Significado del color marrón

Muy ligado al poder de las velas ya que éste reside en el poder del color que llevan, el marrón es el color de la tierra, por eso significa que pisamos la tierra, nos asentamos en la misma y nos mantenemos firmes.

De ahí que encender el color marrón se haga para mantener el suelo que pisamos, independientemente del ámbito de vida al que nos refiramos, tanto en la familia para mantener nuestro núcleo intacto, como en nuestras relaciones sentimentales.

En el trabajo y en nuestros estudios nos ayuda a mantenernos firmes en nuestras decisiones y no flaquear en lo que queremos.